Emite la Sociedad Cívica de México A.C. un desplegado en contra del otorgamiento de concesiones de radio a organizaciones religiosas; señalando que ante los riesgos que encara el Estado Mexicano de un retroceso en la laicidad, ante Concesiones de Radio y Televisión otorgadas por el Instituto Federal de Telecomunicaciones a una iglesia evangélica; se emite el siguiente pronunciamiento:

Recientemente se dio a conocer por los medios de comunicación una información en el sentido de que el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) otorgó a La Visión de Dios – asociación perteneciente a la Confraternidad de Iglesias Cristianas y Evangélicas – una concesión para operar una estación de radio y el permiso para ofrecer servicios de televisión por cable.

En la nota difundida en la segunda semana de junio en curso, se hace saber que el IFT entregó el título de concesión el pasado 22 de mayo, a Rebeca Chan, para la frecuencia modulada (FM) 101.9 MHz, bajo las siglas XHCSAG-FM, en Mérida, Yucatán, y que dicha autorización para servicios de radio y televisión se prolongará hasta 2034.
Igualmente se señala que el otorgamiento de la concesión se ampara en el título Cuarto de la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión, que autoriza que se puedan otorgar este tipo de concesiones para uso social comunitario, a organizaciones de la sociedad civil, considerando, equivocadamente, a nuestro juicio, que la Asociaciones Religiosas, se equiparan a ese tipo de organizaciones civiles o sociales.

El otorgamiento de la Concesión a que se hace referencia, constituye un acto violatorio de varias disposiciones constitucionales y legales, que se analizan a continuación.

Marco Normativo:
De la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, los artículos:

– 3°, que garantiza que la educación será laica y se mantendrá por completo ajena a cualquier doctrina religiosa; además, que se basará en los resultados del progreso científico, luchará contra la ignorancia y sus efectos, las servidumbres, los fanatismos y los prejuicios;

-6°, que garantiza el derecho a la información, que debe ser plural y oportuna, así como el acceso a las tecnologías de la información y comunicación y a los servicios de radiodifusión y telecomunicaciones, estableciendo que estas constituyen servicios públicos de interés general, por lo que el Estado garantizará que sean prestados en condiciones de competencia, calidad, pluralidad, cobertura universal, interconexión, convergencia, continuidad, acceso libre y sin injerencias arbitrarias, preservando la pluralidad y la veracidad de la información, así como el fomento de los valores de la identidad nacional, contribuyendo a los fines establecidos en el artículo 3o. de esta Constitución;

-7° que garantiza la libertad de expresión, que no tiene más límites que los previstos en el primer párrafo del artículo 6o. de esta Constitución;

-24, que garantiza la libertad de creencias, al establecer que toda persona tiene derecho a la libertad de convicciones éticas, de conciencia y de religión, y a tener o adoptar, en su caso, la de su agrado; además que los actos religiosos de culto público se celebrarán ordinariamente en los templos;

-27, fracción II, que establece que las asociaciones religiosas que se constituyan en los términos del artículo 130 y su ley reglamentaria tendrán capacidad para adquirir, poseer o administrar, exclusivamente, los bienes que sean indispensables para su objeto, con los requisitos y limitaciones que establezca la ley reglamentaria;

-28, que crea el Instituto Federal de Telecomunicaciones, que tiene por objeto el desarrollo de la radiodifusión y las telecomunicaciones, garantizando lo establecido en los artículos 6o. y 7o. de esta Constitución. Además, precisa que las concesiones podrán ser para uso comercial, público, privado y social que incluyen las comunitarias y las indígenas, las que se sujetarán, de acuerdo con sus fines, a los principios establecidos en esta Constitución;

-40, que proclama la voluntad del pueblo mexicano de constituirse en una República representativa, democrática, laica y federal, y

-130, que consagra el principio histórico de la separación del Estado y las iglesias y de manera clara que las iglesias y las agrupaciones religiosas tendrán personalidad jurídica como asociaciones religiosas una vez que obtengan su correspondiente registro.

De la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión, los artículos siguientes:

-1°, que señala que esta Ley es de orden público y tiene por objeto regular la prestación de los servicios públicos de telecomunicaciones y radiodifusión, para que contribuyan a los fines y al ejercicio de los derechos establecidos en los artículos 6o., 7o., 27 y 28 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos;

-67, que indica los fines y tipos de concesiones, sin que en ellas se incluya a las asociaciones religiosas, ni tampoco la promoción de los principios de la doctrina que sostengan; que en las fracciones I a III precisa que la concesión será para uso comercial, uso público y uso privado; y en la fracción IV para uso social, con propósitos culturales, científicos, educativos o a la comunidad, sin fines de lucro, comprendiendo en esta categoría las concesiones comunitarias y las indígenas; así como las que se otorguen a instituciones de educación superior de carácter privado, y a organizaciones de la sociedad civil que estén constituidas bajo los principios de participación ciudadana directa, convivencia social, equidad, igualdad de género y pluralidad.

De la Ley de Asociaciones Religiosas y Culto Público, los artículos:

-1°, que dispone que la Ley se funda en el principio histórico de la separación del Estado y las iglesias, así como en la libertad de creencias religiosas, que es reglamentaria de la Constitución en materia de asociaciones, agrupaciones religiosas, iglesias y culto público, y que sus normas son de orden público y de observancia general en el territorio nacional;

-2°, que establece que el Estado garantizará los derechos y libertades en materia religiosa del individuo, para tener o adoptar la creencia religiosa que más le agrade y practicar, en forma individual o colectiva, los actos de culto o ritos de su preferencia, y para no profesar creencias religiosas, abstenerse de practicar actos y ritos religiosos y no pertenecer a una asociación religiosa;

-3°, que reitera que el Estado mexicano es laico, que ejercerá su autoridad sobre toda manifestación religiosa, individual o colectiva, sólo en lo relativo a la observancia de la Constitución, y no podrá establecer ningún tipo de preferencia o privilegio en favor o en contra de religión alguna, o de alguna iglesia o agrupación religiosa;

-6°, que estatuye que las iglesias y las agrupaciones religiosas tendrán personalidad jurídica como asociaciones religiosas una vez que obtengan su correspondiente registro constitutivo ante la Secretaría de Gobernación, en los términos de esta ley y que las asociaciones religiosas son iguales ante la ley en derechos y obligaciones.

– 8°, que las asociaciones religiosas deberán sujetarse siempre a la Constitución y a las leyes, y respetar las instituciones del país;
16, que las asociaciones y los ministros de culto no podrán poseer o administrar, por sí o por interpósita persona, concesiones para la explotación de estaciones de radio, televisión o cualquier tipo de telecomunicación, ni adquirir, poseer o administrar cualquiera de los medios de comunicación masiva;

-25, que corresponde al Poder Ejecutivo Federal por conducto de la Secretaría de Gobernación la aplicación de esta ley.

Conclusiones

La Sociedad Cívica de México A.C. es una organización comprometida con la promoción y defensa de los valores derivados del pensamiento liberal enarbolado por José María Morelos al impulsar la Constitución de Apatzingán, aprobada el 22 de octubre de 1814, que pugnaba por la libertad, la desaparición de castas y la igualdad de todos los mexicanos.

Fieles a nuestra convicción liberal, expresamos nuestra preocupación y rechazo al otorgamiento de concesiones a las asociaciones religiosas para operar medios de comunicación masiva, de conformidad con lo dispuesto en nuestra Carta Magna y en acatamiento a las leyes de la materia, que establecen los principios de separación entre el Estado y las Iglesias y de Laicidad, y garantizan la libertad de creencias religiosas.

Hacemos un respetuoso y a la vez enérgico llamado a las autoridades de la Secretaría de Gobernación, responsable de la aplicación de la Ley en materia de Asociaciones Religiosas, y al Instituto Federal de Telecomunicaciones, para revisar los términos de la Concesión Única, otorgada a la asociación evangélica “La Visión de Dios” para operar una estación de radio, y el permiso para ofrecer servicios de televisión por cable, a través de la frecuencia modulada 101.9 MHz, bajo las siglas XHCSAG-FM, en Mérida, Yucatán.

De ser el caso, que se revoque la autorización contenida en dicha Concesión, que violenta el Estado de Derecho y atenta contra los derechos humanos de los mexicanos a adoptar la creencia religiosa de su preferencia, o a no profesar ninguna.